pantallas-darsena-sur-castellon

Las pantallas cuentan con el seguimiento y evaluación por parte del Instituto de Tecnología Cerámica, ITC, para medir su eficiencia

El puerto de Castellón ha instalado dos nuevas pantallas cortavientos con el fin de resguardar El Grao de Castellón de partículas pulverulentas derivadas de la carga y descarga de mercancías en el recinto portuario.

Estas dos barreras atrapa-polvo se han ubicado en el muelle de la Cerámica y en la dársena sur, y se suman a la instalada el pasado año en el muelle transversal exterior. En total, la Autoridad Portuaria ha invertido 650.000 euros en su adquisición, y cuentan con el seguimiento y evaluación por parte del Instituto de Tecnología Cerámica, ITC, para medir su eficiencia.

Entre los principales objetivos del puerto está minimizar el impacto medioambiental de la actividad portuaria sobre el entorno, con el objetivo de conjugar las operativas y el desarrollo económico del puerto y su entorno con el bienestar de los vecinos.

Por ello, en los tres últimos años se ha invertido en otras acciones concretas como el nuevo acceso viario a la dársena sur, medidas de eficiencia energética, y la adquisición de una barrera anticontaminación única en Europa para sellar la bocana del puerto en el caso de un episodio de contaminación.

Asimismo, se han tomado medidas para minimizar la emisión de partículas debido al tránsito de camiones, como cambiar los sentidos de circulación, limitar la velocidad y obligar a circular con toldos cuando lleven mercancía.

También se colocará antes de que acabe el año lavaruedas en los viales de salida del muelle de la Cerámica para frenar el arrastre de partículas fuera del puerto y que serán de uso obligatorio para todos los camiones.