La multinacional de origen belga especializada en soluciones de materias primas de panadería, pastelería y chocolate, ha inaugurado un nuevo almacén vertical automatizado con capacidad para hasta 10.000 palets.

Además de la optimización del espacio, esta instalación permite trazar al completo las 95.000 toneladas de producto que produce y almacena al año, así como aumentar la productividad de almacenaje y reducir posibles errores humanos.

Este nuevo almacén, ubicado en la sede central de Puratos en el municipio gerundense de Sils, es capaz de localizar los productos, transportarlos internamente y preparar las mercancías de salida.

Además, gracias a su sistema informático, permite controlar y gestionar los productos, desde las rotaciones, hasta las caducidades y maduraciones de las referencias almacenadas.

Con una inversión de 10 millones de euros, la compañía mejora el servicio que presta a sus clientes, reduciendo los posibles errores de almacenaje derivados de la acción humana, así como agilizar procesos internos y aumenta su productividad, tanto a nivel de almacenaje como de distribución.