Una semana más, el tráfico internacional vuelve a contraerse, en un panorama marcado por las restricciones de movimiento establecidas durante el estado de alarma.

En consonancia con la reducción de la circulación de camiones en las carreteras españolas, el paso de vehículos en los pasos fronterizos ha caído en los últimos días de marzo y los primeros de abril un 92,77%.

Con mayor detalle, las salidas desde España han descendido un 92,72% en la semana, mientras que las entradas hacia el país sufren un recorte en los siete días de un 93,3%.

Por lo que respecta a las circulaciones entre Francia y España, el retroceso en la semana ha sido de un 93,46%, con caídas de un 91,93% en las salidas y de un 95% para las entradas hacia la península.

Al mismo tiempo, en los pasos entre España y Portugal, la caída en los movimientos transfronterizos ha sido de un 92,08% en la semana.

En este ámbito, las salidas han disminuido un 92,56%, mientras que las entradas hacia territorio español han caído un 91,61%.

Todos estos descensos reflejan una disminución de la actividad exportadora prácticamente total e incluso apuntarían también que las entradas de vehículos hacia España son aún mayores, ante la falta de demanda.

Esta misma circunstancia podría indicar que bastantes camiones se quedan parados en otros puntos de Europa ante la falta de rentabilizar los retornos.