El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado el proyecto de urbanización del sector de Peña Alta para el desarrollo de suelo industrial, con un presupuesto de 8,1 millones, lo que supondrá un impulso para la construcción del Puerto Seco.

Salamanca aspira a posicionarse como foco de atracción empresarial en el sector de la logística y el transporte con este proyecto, cuya superficie edificable corresponde en un 37,9% a la sociedad municipal Zona de Actividades Logísticas de Salamanca, Zaldesa, y el 10,18% al Ayuntamiento.

El objetivo es poner suelo industrial a precios asequibles a disposición de empresas que quieran asentarse en el municipio, terminando así con una carencia que lastra la competitividad de Salamanca para atraer proyectos empresariales de cierta envergadura.

Una vez urbanizada Peña Alta, el consistorio ofrecerá cerca de 58.000 m² a las empresas que quieran instalarse, contribuyendo a la generación de actividad económica y a la creación de oportunidades de empleo en la ciudad.

Zonas en funcionamiento

La Plataforma Logística de Salamanca ya cuenta con tres zonas en funcionamiento. En primer lugar, el Centro de Transportes de Mercancías, donde se han realizado inversiones por valor de casi 30 millones de euros, más del 70% correspondientes a inversión privada.

En la actualidad, están allí instaladas más de 20 empresas, aunque también hay algunas que, sin ocupar necesariamente un espacio en la zona, utilizan algunos de sus servicios. En segundo lugar, se encuentra el Centro Aduanero, que ofrece servicios de gestión aduanera, tanto en importación como exportación, a las empresas de Salamanca y provincias limítrofes.

En tercer lugar, el Polígono Agroalimentario, que agrupa a Mercasalamanca y una zona de actividades complementarias, con un total de 45 empresas instaladas.

Uno de los objetivos que se persigue con esta plataforma es potenciar el transporte de mercancías por ferrocarril, aprovechando la ubicación estratégica de Salamanca y su enorme potenciar para captar flujos de mercancías entre Portugal, Castilla y León y el norte de Europa.

Además, cuenta con autorización de Adif para el enganche ferroviario directo a la red principal entre Francia y Portugal, así como con acceso directo a la A-50, A-62 y A-66.