Las empresas de trabajo temporal españolas han intervenido en la firma de 63.778 contratos de trabajo en el sector de transporte y almacenamiento durante el pasado mes de septiembre, un 20,75% más que hace un año, así como un 10,52% más que en agosto de este mismo año.

Este comportamiento confirma el cambio en el comportamiento de las empresas del sector, que, ante los efectos de la pandemia, recurren a estas instituciones para aquilatar costes laborales, especialmente ante la inminencia del pico estacional de fin de año.

De ese volumen total, 51.464 corresponden al segmento de almacenamiento y actividades anexas al transporte, un 21,68% anual más, y 7.750 al transporte terrestre, un 4,2% menos que hace un año.

Además, otros 4.560 contratos se encuadran en actividades postales y de correo, un 101,68% más que en septiembre de 2019, doce en el transporte aéreo, un 73,33% menos que en el mismo mes del pasado ejercicio, y dos más al transporte marítimo, un 98,43% anual menos.

Contratos por circunstancias de la producción al alza

Por otra parte, según tipo de contrato, las ETTs participaron durante el noveno mes de 2020 en 20.350 contratos de obra o servicio en el sector de transporte y logística, un 7,3% anual menos, en 42.483 contratos por circunstancias de la producción, un 30,93% más que en septiembre de 2019, y en 955 contratos interinos, de formación, prácticas o aprendizaje, un 8,7% anual menos.

En los primeros nueve meses de 2020, las empresas de trabajo temporal han participado en un total de 424.045 contratos de trabajo en el transporte y almacenamiento, un 8,24% menos que en el mismo período de 2019.

Durante el pasado mes de septiembre se suscribieron 123.926 contratos de trabajo en el transporte y almacenamiento en total, con lo que los 63.778 contratos que han contado con la participación de ETTs en el mes, supone un 51,46% del total del sector en el noveno mes de 2020.