Smurfit Kappa ha puesto en marcha en Northampton, Reino Unido, un laboratorio para soluciones de packaging para e-commerce que ha sido certificado por la Asociación Internacional de Tránsito Seguro, ISTA, que define cómo deben ser los embalajes para garantizar la protección de su contenido.

Esta nueva instalación tiene como objetivo ayudar a marcas y productores de países como España y Portugal a desarrollar, probar y lanzar soluciones innovadoras de embalaje para el comercio electrónico.

Un equipo de expertos trabaja en este laboratorio con los clientes para diseñar soluciones que minimicen y eviten los daños del producto durante su distribución. Posteriormente, los prototipos se someten a pruebas para garantizar que cumplen los estándares requeridos en materia de compresión, caída y vibración, antes de dar paso a la fase de fabricación.

La marca ya cuenta con un laboratorio con la certificación ISTA en los Países Bajos desde hace 14 años, que le ha otorgado la experiencia necesaria para garantizar que sus soluciones de embalaje son adecuadas y están adaptadas a los requerimientos del comercio electrónico.

Con esta incorporación, ampliará además su red de laboratorios y centros de I+D+i de embalaje, que constituyen un espacio de análisis, experimentación y diseño de productos personalizados, impactando de forma positiva en la cadena de suministro. Todos están equipados con tecnologías y herramientas de última generación para diseñar la solución que mejor se adapta a cada producto y cliente.