Pocos días después de fijar una serie de establecimientos hoteleros para el alojamiento de una serie de trabajadores que desarrollan actividades esenciales durante el estado de alarma, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana estima necesario reajustar este listado.

Así pues, de los 370 establecimientos determinados por las autoridades, ahora se han reducido a un total de 364 repartidos por todo el país.

En la Orden Ministerial de la semana pasada ya se preveía la posibilidad de establecer modificaciones en la cuantía de estos alojamientos en función de las necesidades existentes en cada momento.

En concreto, Transportes estima que las medidas dirigidas a restringir la movilidad y la actividad, así como la necesaria observancia de las indicaciones de las autoridades sanitarias motivan que determinados alojamientos turísticos inicialmente incluidos en el anexo no puedan prestar los servicios con total garantía.

De igual manera, el Ministerio que dirige José Luis Ábalos quiere adaptar así la red de alojamientos para trabajadores esenciales al nivel de calidad preciso para garantizar adecuadamente la movilidad de los trabajadores.

Estos establecimientos alojarán a trabajadores que deban realizar labores de mantenimiento, asistencia sanitaria, reparación y ejecución de obras de interés general, abastecimientos de productos agrarios y pesqueros, y tripulaciones de los buques pesqueros.

Por otra parte, también están dirigidos a empleados del ámbito sanitario, portuario, aeroportuario, viario y ferroviario, alimentario, salvamento y seguridad marítima, la instalación, mantenimiento y reparación de redes de telecomunicaciones y centros de procesos de datos, suministro de energía y agua.

Además, también están destinados a los trabajadores de servicios de transporte de mercancías o de viajeros, así como a cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.