Con la irrupción masiva del comercio electrónico, se hace cada vez más necesaria la creación de espacios de almacenamiento próximos a las ciudades y bien conectados, que deben adaptarse a las nuevas exigencias de una movilidad urbana eficiente y sostenible. 

En esta línea, Pavasal va construir un nuevo parque de actividades logísticas de última milla, PAL M40, diseñado como un proyecto sostenible y energéticamente eficiente, conforme a las exigencias de Madrid Central. Está previsto que inicie su actividad con la entrega de la primera fase a finales de 2019.

La instalación, que contará con la certificación LEED, se construirá con materiales sostenibles, contará con placas fotovoltaicas y estará preparada para dar suministro, mediante la implantación de puntos de carga, a las flotas de vehículos eléctricos que realizarán la distribución en el centro de Madrid.

Comercializado por BNP Paribas, contará con una superficie inicial de 51.823 m² compuesta por 13 módulos con superficies entre los 3.400 m² hasta los 6.000 m², y dispondrá de más de 400 metros lineales frente a la M-40. 

PAL M-40 está dirigido a operadores que buscan una reducción de los tiempos de reparto de acuerdo a los actuales parámetros de movilidad. El nuevo parque se ajusta a las necesidades que plantea el comercio electrónico y a los almacenes de reparto de última milla, por ejemplo, así como a operadores vinculados a Mercamadrid, dada su cercanía.

Desde el nuevo centro, una distribución al centro de Madrid en hora punta se realizaría en 18 minutos y se reduciría el tiempo casi a la mitad respecto a otras zonas donde se sitúan centros de reparto, como Coslada.