La Comisión de Transporte del Parlamento Europeo ha dado el visto bueno a los tres aspectos más importantes del Paquete de Movilidad y que han levantado gran controversia a la hora de consensuar esta norma crucial para el mercado europeo de transporte por carretera.

De este modo, ahora el Paquete de Movilidad deberá ser examinado por el Pleno de la Eurocámara antes de aprobación definitiva, algo que tendrá lugar el próximo mes de julio y que permitiría su aprobación definitiva si no se introduce ninguna enmienda, que debería ser adoptada por mayoría absoluta de los europarlamentarios.

Pese a las dificultades del acuerdo y las trabas que intentan poner algunos países, este conjunto normativo parece encaminarse a su recta final, aunque en las procelosas aguas de la política comunitaria cualquier cosa es posible hasta que no esté publicada defnitivamente en el Diario Oficial de la Unión Europea.

De momento, los informes de los ponentes en relación con el desplazamiento de trabajadores, tiempos de conducción y descanso, así como con las reglas de acceso al mercado y el cabotaje han obtenido un respaldo pleno de la Comisión, dado que han sido aprobadas por amplias mayorías y sin enmiendas.

En caso de obtener su visto bueno definitivo, la regulación del desplazamiento y del acceso al mercado entraría en vigor 18 meses después de su publicación oficial, mientras que las nuevas reglas de conducción y descanso serían aplicables veinte días después de la promulgación del Paquete de Movilidad, incluyendo las que regulan el regreso de los conductores a la base de las empresas de transporte.