Enagás, Repsol y la Autoridad Portuaria de Cartagena han suscrito un protocolo para estudiar el desarrollo de un nuevo proyecto de economía circular que aprovecha el frío industrial residual de la planta de regasificación de Enagás en Cartagena.

La iniciativa plantea recuperar la energía del frío disponible en el proceso de regasificación del GNL en la planta para utilizar esta energía en diferentes instalaciones industriales de la refinería de Repsol en el Valle de Escombreras.

Al ahorrar la energía eléctrica, los usuarios del frío ecológico y el entorno portuario obtendrán mayor eficiencia energética, algo que les permitiría descarbonizar sus procesos y reducir su huella de carbono.

Como parte del proyecto, este año 2022 se realizarán los estudios de ingeniería para desarrollar las infraestructuras de la cadena de frío ecológico y se solicitarán ayudas para el desarrollo de este proyecto.

Los responsables del puerto de Cartagena estiman que este proyecto colocarúa al enclave a la vanguardia en el Mediterráneo en el aprovechamiento del frio.

De igual manera, se prevé que la inciativa incrementará la sostenibilidad y la competitividad de la economía regional, para impulsar la captación de empresas que optimizarán el almacenamiento, la logística, la producción y la repercusión ambiental de sus acciones.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px