Maersk McKinney Moller el primer Triple-E de Maersk Line

Un Triple-E de Maersk Line

Jotun, empresa de revestimientos y pinturas, ha firmado un acuerdo con Maersk Line para revestir los cascos de los nuevos Triple-E con la solución SeaQuatumX200, una pintura ‘antifouling’ o ‘antiencrustamiento’

En concreto, esta pintura evitará el crecimiento de organismos que normalmente se adhieren al casco de un buque y que pueden afectar al rendimiento y a la durabilidad de un buque. Este tipo de pinturas también actúan como barrera contra la corrosión de los metales y mejora el flujo del agua a lo largo del casco.

Con este acuerdo, Maersk espera aumentar la eficiencia energética de los Triple-E, el que actualmente es el mayor portacontenedores, con una capacidad de 18.000 TEUs. Actualmente, la naviera tiene diez de estos buques operativos, mientras que otros diez están en construcción en Corea del Sur.

Con 400 m de largo, 59 de ancho y 73 de altura, y su peso es de 165.000 toneladas, por lo que mantener el casco limpio debajo del agua es fundamental para el objetivo de Maersk de reducir costes en combustible y en emisiones de gases de efecto invernadero.