La automatización industrial es un requisito fundamental para poder hacer frente a la exigencia de los consumidores y el bienestar de los operarios en las plantas logísticas. Los robots móviles autónomos, AMRs, han demostrado ser muy eficaces en este ámbito, ayudando a los trabajadores en actividades de riesgo, como la carga de material o tareas en espacios infecciosos.

MiR Robots ha desarrollado un AMR capaz de transportar palets y otros artículos pesados de hasta 600 kg en entornos industriales exigentes. Se trata del MiR600, diseñado para la manipulación de materiales de manera segura y eficiente.

Puede llegar a transportar la mercancía en una velocidad máxima de dos metros por segundo o 7,2 km/h, pudiendo estar operativo de forma continua entre ocho y once horas.

Este robot cuenta con mayor capacidad que otros productos similares para operar en entornos con obstáculos, pues funciona con total seguridad en plantas con charcos, puertas abiertas o suciedad. Estas características lo convierten, junto al MiR1350, en el primer robot móvil autónomo del mercado con clasificación Ingress Protection52.

Dedicados al transporte de cargas pesadas de materiales y mercancías de forma autónoma en muelles de carga, áreas de producción y montaje, almacenes y áreas de entrega de material, no requieren la reestructuración de las plantas en los que se ubican, pudiendo adaptarse perfectamente al diseño de las instalaciones.

El MIR600 cuenta con un sistema digitalizado completo para su puesta en marcha y es fácil controlarlo gracias a una interfaz que se puede instalar en un teléfono inteligente, una tablet o un ordenador. Además, circula con seguridad entre personas y otros equipos de transporte gracias a sensores, cámaras 3D y tecnología de escaneo láser, que garantizan una visión de 360º.

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110