bra-de-felipe-pantone-en-el-edificio-central-de-palibex

Palibex ha facturado 38,5 millones de euros en 2017.

Suele afirmarse que el sector de la logística y el transporte es un sector consciente de que es vital para la actividad económica y, por este motivo, evita los cambios, sobre todo si los procesos han venido demostrando su eficacia durante tiempo.

Frente a este esquema de trabajo, Palibex empieza 2018 con el lanzamiento de un nuevo producto, Palibex 10, con el que busca realizar entregas de mercancía paletizada en prácticamente todas las capitales de provincia antes de las diez de la mañana.

La empresa estima, a partir de los datos ofrecidos por su consejero delegado, Jaime Colsa, que es capaz de atender al 60% de la mercancía que manipula a diario con este nuevo servicio y el ya existente para entregas antes de mediodía, Palibex A.M.

Este nuevo servicio, en palabras de Jaime Colsa, «está pensado para clientes de gran consumo y mercancías de alto valor añadido en zonas urbanas y localizaciones cerca de las principales áreas de distribución del país».

En este sentido, «Palibex 10 es un servicio innovador, centrado en reducir los tiempos de tránsito en el sector de la paletería«, ha afirmado el directivo, que, además, también explica que, en cierto modo, se trataría de trasladar a la paletería industrial los servicios de entregas urgentes que ya se realizan en la paquetería asociada al comercio electrónico.

Así pues, Palibex 10 es un servicio para el transporte de palets premium, especialmente indicado para productos de alto valor añadido como bebidas, conservas y artículos de consumo diario.

jaime-colsa-palibex-2018

El consejero delegado de Palibex, Jaime Colsa.

Retos para 2018

En 2017, Palibex ha facturado 38,5 millones de euros y movido un total de 544.471 palets, un 16,7% más que en 2016 y espera que, si se cumplen las perspectivas de aumentar volúmenes en 100.000 palets, para este ejercicio se ronden los 650.000 palets.

De igual modo, el año pasado se han alcanzado las 55 franquicias, frente a las 52 existentes un año antes, para alcanzar un total de 70 delegaciones, con presencia reforzada de la red en Aragón, País Vasco, Extremadura, Cataluña y Madrid.

Con el territorio español prácticamente cubierto, la empresa se centrará durante 2018 en el reto de homogeneizar la calidad de su oferta, con el fin de, como indica Jaime Colsa, «dar el mismo servicio en cualquier lugar», aprovechando el bajo ratio de incidencias de la compañía, que en 2017 se ha situado en el 0,14%.

Por otra parte, Palibex se centrará este ejercicio en potenciar sus hubs regionales. En particular, la compañía va a aprovechar el traslado de su franquiciada Catalonia Logistics a unas nuevas instalaciones para empezar a gestionar con personal propio el almacén de la localidad barcelonesa de Castellbisbal, que ocupa una superficie de 2.000 m², previsiblemente en un plazo de entre dos y tres meses.

De igual modo, Palibex también buscará crear corredores con rutas directas sin pasar por Madrid, especialmente desde Barcelona a Galicia y Andalucía, donde muy posiblemente también instalará en próximas fechas un nuevo hub regional en Jaén.