Desde el 1 de abril, Transfesa presta un nuevo servicio ferroviario para Kellogg’s consistente en cuatro rutas directas entre España y Portugal, y entre España y Gran Bretaña, a las que se une un trayecto adicional por carretera para la entrega de la mercancía.

Con la combinación de ambos medios, se garantiza una operación logística multimodal completa puerta a puerta con el máximo grado de eficiencia. La colaboración inicial durará 12 meses, aunque el objetivo es aumentar los volúmenes de carga en una fase posterior.

En este primer año, los envíos serán de productos de conveniencia, como cereales y patatas fritas. En total, se realizarán cuatro conexiones desde Gran Bretaña a España, y otras seis desde España a Gran Bretaña, además de los tráficos entre España y Portugal.

Estas conexiones permitirán reforzar el desarrollo de los corredores internacionales hacia países como Gran Bretaña y Alemania, además de impulsar uno de los medios más sostenibles, como es el ferrocarril, que ayuda a reducir las emisiones sustancialmente respecto a la carretera.

Estos nuevos tráficos ponen de relieve la importancia que la compañía ferroviaria otorga a servicios combinados, con rutas de tren y camión, para garantizar la mejor alternativa logística según las necesidades de cada cliente.