Los trenes de arrastre y el suministro sincronizado de material son un componente muy importante para una logística de producción eficiente. Por ello, Clark acaba de lanzar su nuevo tren remolcador, compuesto por la tractora CTX40-70, con una capacidad de entre cuatro y siete toneladas, y los remolques CTR01 y CTR02.

El CTR01, diseñado como un solo bastidor en U, está pensado para los clientes que tienen que transportar europalets y puede albergar un carro móvil para su transporte, con una carga máxima de 1200 kg.

Por su parte, el CTR02, de doble bastidor en U, puede alojar tanto europalets como otros tipos de palets utilizados habitualmente en la industria. El operario puede elegir entre un carro con un tamaño de 1600 x 1000 mm y una carga útil de hasta 1600 kg o dos carros para transportar europalets con un peso de 800 kg cada uno.

Carga desde ambos lados

Conviene apuntar que los remolques Clark permiten una carga ergonómica desde ambos lados hasta una altura de 1400 mm por carro. El operario puede empujar sin esfuerzo los carros desde cualquier lado hacia el sistema de elevación, que se acopla automáticamente, e incluso atravesar el bastidor para llegar al otro lado del remolque.

Dispone de un acoplamiento con desbloqueo a distancia, además del acoplamiento de remolque estándar sin desbloqueo a distancia. Esto tiene la ventaja de que los tractores pueden enganchar y desenganchar automáticamente los remolques adicionales.

Además, el sistema de elevación eléctrica, que puede alcanzar una altura de 60 mm, requiere poco mantenimiento. Un mecanismo de enclavamiento garantiza la fijación segura de los carros en el bastidor y un inmovilizador impide que el remolcador se ponga en marcha al bajar el ascensor.

Estabilidad direccional

Destaca también su estabilidad direccional, que garantizan las ruedas de dirección eléctrica del módulo del eje trasero. De este modo, un remolque sigue al otro tanto en una vía recta como en las curvas, lo que exige un área de tráfico reducida, pudiendo utilizarse incluso en los espacios más pequeños.

El CTR01 sólo necesita una anchura de pasillo de 2.000 mm para realizar una curva de 90°, mientras que en las mismas condiciones, el CTR02 requiere 2.500 mm. La anchura del pasillo necesaria para una curva de 180° sería de 4.500 mm para el CTR01 y de 5.500 mm para el CTR02.

Por otro lado, al tratarse de un sistema modular, permite la libre configuración en función de las necesidades individuales de los clientes, que pueden intercambiar los remolques a través de una interfaz estandarizada y combinar varios para formar un tren de remolcadores.