UniCarriers ha lanzado dos nuevos modelos, el EPM 100 y el EPH 125, que podrán adquirirse a partir del 15 de noviembre de 2016 y completan una nueva gama de productos junto al modelo EPL 100, disponible desde enero.

El EPH es la solución ideal para un trabajo continuado gracias a su potente motor de 48 voltios y al mástil, con un alcance de 12,1 metros. Soporta cargas de hasta 1.250 kg y alcanza una velocidad máxima de 12 km/h, por lo que resulta muy ágil en los almacenes.

El modelo EPM posee un motor de 24 voltios, llega a una altura de 9,8 metros, soporta una carga de 1.000 kg y alcanza una velocidad punta de 11 km/h. Por su parte, el EPL 100 está pensado para artículos colocados en el segundo nivel de estantes, a una altura de hasta 3,4 metros.

Los nuevos recogepedidos disponen de un chasis con un diseño totalmente nuevo, pudiendo adaptarse la altura y posición de los elementos para la conducción a las necesidades de cada operario. Además, pueden equiparse de manera opcional con ciertos elementos de control en el mástil y en la horquilla para mejorar la productividad y ergonomía.

Por motivos de seguridad, estas carretillas únicamente se desplazan con la presencia de un conductor. Por ello, poseen un sensor que cubre toda la plataforma del trabajador,que puede accionarla mediante una palanca o pedal.

Asimismo, cuando deba trabajar en estantes de mayor altura, el usuario estará protegido mediante una brida de protección lateral que debe cerrarse a partir de 1,2 m. De otro modo, la carretilla no arrancaría. Estos modelos disponen de un ordenador de a bordo integrado, con el perfil de usuario del conductor autorizado.

Más autonomía

Por otro lado, las dos nuevas carretillas incorporan, además del modo estándar, el modo ECO, que contribuye a una reducción del 12% en el consumo de la batería garantizando que el trabajo se lleve a cabo con una mayor eficiencia energética. Además, EPM aporta niveles de 66 decibelios y EPH, de 65, lo que hace que resulten especialmente silenciosas.

Puede circularse con ellas libremente por el almacén o también en raíles o sistemas de inducción para los pasillos estrechos. En este sentido, para conseguir una mayor seguridad, pueden equiparse de manera opcional con un ‘Personal Protection System‘ que reconoce mediante un láser la presencia de personas u otros obstáculos y detiene la marcha en caso necesario.