La Diputación Foral de Guipúzcoa tiene restringido desde el pasado 1 de febrero el paso de vehículos pesados dedicados al transporte de mercancías por la antigua N-1, actual GI-2131, a la altura del municipio de Legorreta.

En esta vía se llevan a cabo, como indica Guitrans, trabajos de reparación del puente sobre el ferrocarril en el punto kilométrico 4,448 de la GI-2131 en Legorreta.

Como alternativa mientras se prologuen las obras de mejora del viaducto, cuya duración prevista es de tres meses, en esta zona de la provincia vasca, los transportistas que circulen por la vía deberán acceder al casco urbano de Legorreta e Isasondo desde el enlace de la N-1 con la GI-2131 en Ordicia.

Por otra parte, hace unos días, la Diputación de Gipuzkoa tiene previsto reabrió al tráfico el sábado 30 de enero la N-121-A entre los enlaces de Intxaurreta y Gurutze, de tal manera que ya se podrá transitar por toda esta carretera.

Al tiempo, con el fin de llevar a cabo trabajos de limpieza a gran altura que hay que realizar en el talud de las obras de estabilización en la N-634, a la altura de Usurbil, la Diputación guipuzcoana procederá a cortar completamente la carretera al tráfico entre la intersección de Troia hasta la intersección del barrio Txiki Erdi.