El Covid-19 ha cambiado por completo el panorama del transporte de mercancías por carretera. Por este motivo, el Grupo Alpega ha realizado una macroencuesta a más de 1.200 empresas de logística y transporte de toda Europa, según la cual el sector mantiene actualmente un optimismo moderado a la espera de dar por finalizada la crisis.

La mayoría de encuestados reconoce haber sufrido en 2020 una reducción significativa de las transacciones. Más de la mitad afirma que esto se ha traducido en una disminución de sus beneficios inferior al 25%, mientras que el 37% restante se mueve en una horquilla de entre el 25 y el 50%.

La sensación en general es que el número de operaciones se va a mantener, en el 38% de los casos, o incluso subir, según el 37%. En este sentido, mientras en el norte de Europa las previsiones son más optimistas, en España, un 43% de los encuestados cree que realizará menos operaciones.

Además, aunque un 43% de encuestados señala que sus beneficios serán los mismos que en 2020, en España y Portugal más de la mitad consideran que sus ganancias estarán incluso por debajo de las del ejercicio anterior. Por contra, en Alemania y Polonia la confianza aumenta hasta el 53% y el 51% respectivamente.

En cuanto a los precios del transporte, un 31% de las respuestas apunta a que estos aumentarán, mientras que un 38% se inclina por que se mantendrán iguales. La nota discordante vuelve a ser España, donde un 50% de encuestados considera que los precios disminuirán.

Digitalización

La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de avanzar en el proceso de digitalización de las empresas de transporte. Durante este periodo, se ha disparado el uso de las bolsas de cargas, pues el 46% de los encuestados afirma haber aumentado su uso, para buscar rutas alternativas y encontrar cargas de vuelta desde destinos poco habituales.

La crisis del coronavirus ha coincidido con el Brexit. El nivel de optimismo de las compañías de transporte con las relaciones comerciales con Londres es de 5 sobre 10, considerando un 40% que ha afectado mucho a sus negocios.

No en vano, aproximadamente el 50% piensa que su actividad con el Reino Unido se verá afectada en los próximos meses y que, como consecuencia, disminuirá. Entre los principales motivos se sitúa el exceso de burocracia, con un 86% y la falta de información, con valores cercanos al 40%.