Tras diversos intentos, Palibex ha encontrado el momento adecuado para empezar a ofrecer servicios en Barcelona, unba circunstancia que implicará grandes cambios en su operativa.

Por un lado, las nuevas instalaciones del municipio barcelonés de Barberá del Vallés, en funcionamiento desde octubre del año pasado, suponen un cambio en la estructura de su red, que, de este modo, supera su actual modelo radial para posicionar a la capital catalana como un segundo centro de referencia en la península ibérica.

Adicionalmente, con las nuevas instalaciones de Barcelona, la compañía se posiciona en la rampa de salida para iniciar un ambicioso proceso de internacionalización que le habrá de llevar a tener presencia en países europeos, como Francia, Italia, Alemania, el Benelux y el Reino Unido, a través de corresponsales, principalmente en exclusividad.

La plataforma de Palibex en Barberá del Vallés, con contrato de alquiler de larga duración con Forcadell, cuenta con 1.998 m² de superficie construida y tiene una gran conectividad, merced a sus 14 muelles, de los que una decena están preparados para vehículos pesados, mientras que los cuatro restantes se dedican a vehículos ligeros y furgonetas.

Las nuevas instalaciones pertenecen a Palibex directamente, pero el personal y la operativa recae en 3LG, un operador que dirige Lluis Gay y que cuenta con Jordi Obach como segundo de a bordo.

jaime colsa y lluis gay palibex barcelona 2020

A la izquierda, Jaime Colsa, consejero delegado de Palibex, junto con Luis Gay, director de Internacional de Palibex.

La previsión es que empiecen a establecer nuevas líneas, como la ya existentes con Madrid y con Valencia, que unirán a lo largo de los próximos meses la capital catalana con Alicante y Murcia, así como Valladolid y Galicia, y el País Vasco, hasta sumar un total de siete.

Como afirma Jaime Colsa, consejero delegado de Palibex, la idea es establecer en la capital catalana una réplica de su hub central de Madrid, para descentralizar la red, mejorar los tiempos de tránsito, ganar agilidad y reducir ineficiencias, con la vista puesta en todo momento para generar mayores rentabilidades para una red de franquiciados que actualmente suma 55 con un total de 70 centros.

Precisamente en este sentido, Palibex tiene a la vista la incorporación de dos nuevos franquiciados en Ripoll y Andorra para mejorar la cobertura de sus servicios en Cataluña.

Además, la experiencia de Barcelona servirá para que Palibex se plantee establecer nuevos hubs descentralizados en Valladolid, Valencia, Andalucía, preferentemente entre Granada y Sevilla, así como en Zaragoza.

Proceso de internacionalización

Así mismo, las instalaciones de Barcelona servirán de trampolín para Palibex haga frente al reto de la internacionalización, aprovechando la rentabilidad que ofrecen los envíos internacionales.

En este sentido, la compañía que dirige Jaime Colsa, se apoyará en la amplia experiencia profesional de Lluis Gay, con el fin de ir tejiendo una red de corresponsales de manera preferente en Francia, Italia, Alemania, el Benelux y el Reino Unido.

La compañía se encuentra en estos momentos tejiendo las relaciones que habrán de dar lugar a alianzas estratégicas, con el fin de afrontar el objetivo de mover un total de 60.000 palets en el primer año.