Superadas las dificultades de un duro procedimiento concursal, Cisternas Amarillo ha sido adquirida por la también sevillana Pantoja Grupo Logístico, en un movimiento que se enmarca dentro de su plan estratégico en diferentes especialidades de transporte.

En este sentido, la compra de Cisternas Amarillo le permite al grupo andaluz entrar en el sector de cisternas alimentarias de la mano de una empresa de larga tradición en este segmento, con una trayectoria que se inició hace más de 50 años, bajo la denominación de Transportes Amarillo, que mantendrá su actual equipo directivo y denominación comercial.

Cisternas Amarillo cuenta en la actualidad con una flota de 15 unidades y sede social en el municipio sevillano de Carmona, y se dedica de manera principal al transporte de productos pulverulentos alimenticios en cisternas.

Pantoja Grupo Logístico, con más de 70 años de historia, por su parte, ofrece servicios de transporte nacional e internacional de cargas completas y fraccionadas, transporte a temperatura controlada, de logística integral y de transporte de carburantes. El operador andaluz dispone de 17 instalaciones repartidas por toda la península ibérica, incluyendo tres en Portugal, que suman en su conjunto más de 35.000 m² de superficie, así como con delegación en Italia.