Carga de bobinas de acero en tren en el puerto de sagunto siderurgicos

La licitación de las obras se ha ido retrasando por diferentes motivos hasta el día de hoy.

La licitación del acceso ferroviario al puerto de Sagunto lleva 16 meses parada, pendiente de una autorización para iniciar una prospección arqueológica, según publica el diario La Razón. Se trata de una de las infraestructuras consideradas como estratégicas para la Comunidad Valenciana y un importante punto de conexión con el Corredor Mediterráneo y su unión con el eje Cantábrico.

Adif, encargada de la ejecución de la obra, solicitó dicha autorización a la Consejería de Educación y Cultura para una pequeña zona catalogada como Lugar de Interés Comunitario que linda con el ferrocarril y no ha recibido respuesta. Desde la Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana se insiste en que se trata que se trata de una paralización “insostenible” y solicita la intervención del Ministerio de Fomento para desbloquear esta inversión.

Este nuevo acceso ferroviario al puerto de Sagunto tiene un presupuesto de 22,5 millones de euros, que serán sufragados con fondos propios de la Autoridad Portuaria de Valencia y de los que alrededor de un 20% podrían cubrirse con Fondos Feder.

En un principio parecía que la obras se podrían haber iniciado en 2015 tras una declaración ambiental favorable a finales de 2013, pero se han ido retrasando por diferentes motivos, hasta el día de hoy.

Túnel submarino

Por otra parte, el Ministerio de Fomento, la Autoridad Portuaria de Valencia y el Gobierno valenciano firmarán un protocolo para la construcción de un túnel submarino en el nuevo acceso norte al puerto de València que conectará con el acceso ferroviario de Sagunto.

Tanto el Ayuntamiento de Valencia como de la Consejería de Obras Públicas rechazaron el proyecto original subterráneo por su impacto ambiental. El coste aproximado de este nuevo proyecto será de 400 millones de euros.