abelardo-carrillo-centro-control-renfe-mercancias

Abelardo Carrillo, director general de Renfe Mercancías, en el nuevo centro de control de Atocha.

Renfe Mercancías quiere dejar atrás la imagen de empresa poco innovadora y anclada en una concepción empresarial un tanto anticuada, para abrazar las nuevas tecnologías y dar el salto hacia un futuro marcado por la trazabilidad integral y la atención al cliente.

La filial de Renfe tiene prevista una inversión de 2,5 millones de euros para adaptar la gestión y el control del tráfico ferroviario de mercancías a las nuevas realidades tecnológicas, centrado en tres objetivos principales, como destaca el director general de la filial del operador ferroviario, Abelardo Carrillo.

Estos tres aspectos se concretan en la mejora de la calidad de servicio, así como la capacidad competitiva de la compañía y el traslado de todas estas mejoras a los clientes.

El sistema incluye unas instalaciones ubicadas en Madrid que actúan como centro de control para garantizar la trazabilidad de todos los trenes en circulación, así como la disponibilidad de las unidades que componen la flota de Renfe Mercancías y para poder reaccionar ante cualquier incidencia que se produzca, se complementará con el despliegue en toda la red en que trabaja el operador, y en las que se han invertido 408.000 euros.

centro-control-renfe-mercancias-atocha

Renfe ha invertido 408.000 euros en las instalaciones del centro de control en Madrid.

De igual modo, el desarrollo se complementa con unas tablets que llevan los conductores de cada tren para eliminar la burocracia asociada a la información del convoy, así como para ir recopilando información sobre el estado de la expedición, tanto en lo que se refiere a su posición como a su velocidad, que se transmite al centro de control para su tratamiento y difusión a los clientes, para que de este modo tengan una trazabilidad completa del servicio.

Así mismo, la empresa pública también estima que antes de que termine 2019 habrá desplegado teléfonos móviles inteligentes en todas las terminales de carga en que tiene presencia para completar todo el sistema de entradas de información.

Renfe Mercancías estima que este desarrollo sirve, como indica Abelardo Carrillo, «para digitalizar las operaciones, superar el gap de tecnología que teníamos hasta hace poco y para colocarnos por delante de la competencia«.