En plena crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus, se ha producido una de las mayores operaciones sobre suelo logístico que se han realizado en el área de Barcelona durante lo que va de 2020.

En este sentido, Patrizia ha adquirido el parque industrial de proveedores de Seat en la localidad barcelonesa de Abrera por 26 millones de euros, en una operación que ha contado con el asesoramiento financiero e inmobiliario de Colliers International y de Haya Real Estate.

Las instalaciones ocupan un área de 47.000 m² y cuentan con conexiones de transporte a la AP-7 y la A-2, que lo convierten en un centro logístico perfecto y con una ubicación privilegiada en el entorno de Barcelona.

Con esta última adquisición, el portfolio logístico de Patrizia en España se coloca en el entorno de los 550 millones de euros, cifra que constituye un 40% del valor total de su cartera en la península ibérica.

La compañía espera además que se produzcan oportunidades similares en el corto plazo, a medida que el mercado inmobiliario siga, en opinión de la compañía, abriéndose a nuevas oportunidades sobre grandes superficies en el ámbito de la logística.