Repsol ha llevado a cabo en el puerto de Cartagena su primera operación de suministro de GNL en la que se ha garantizado la compensación del total de las emisiones de CO2 asociadas al consumo de este combustible.

El bunkering se ha realizado al buque de bandera sueca ‘Fure Vinga’, propiedad del armador Furetank Rederi, un quimiquero de 150 metros de eslora y 23 metros de manga que ha recibido 420 m³ de GNL, procedente de China y que, tras su parada en Cartagena se dirige a Rotterdam.

Con la operación, que se ha prolongado durante unas cuatro horas se ha realizado utilizando las instalaciones de Enagás en el puerto de Cartagena, la petrolera consolida su posición como proveedor de GNL para el transporte marítimo y su papel en la transición energética en el sector, con el objetivo de ser una compañía cero emisiones netas en 2050.

Desde 2014, Repsol ha suministrado GNL en Cartagena a catorce buques diferentes, lo que ha supuesto la carga de unos 3.550 m3 de gas natural licuado como combustible marítimo.

Así mismo, el 58% de las operaciones realizadas por Repsol en España se han desarrollado en el puerto de Cartagena, como parte de su apuesta por el desarrollo industrial de la zona.