Dachser ha organizado su primer tren completo de China a Alemania, que ha transportado cincuenta contenedores desde el país asiático a Ludwigshafen, adonde ha llegado a finales de diciembre

Este es el primer tren en dirección oeste que coordina el operador, tras el tren regular que el año pasado transportó productos químicos desde Frankfurt a China.

Para esta nueva ruta, el equipo local de Dachser en China ha coordinado todo el proceso con el operador ferroviario, incluyendo la recogida de la mercancía, entrega en la terminal y el despacho de aduanas de la mercancía que, una vez entregada en Ludwigshafen, se ha distribuido a otras ciudades alemanas y europeas.

El operador estima que ante la escasez de capacidad de transporte aéreo y marítimo generada por la pandemia, se está incrementando la demanda de transporte ferroviario, a medida que los clientes buscan soluciones de transporte fiables y a buen coste entre los dos continentes.

En este sentido, la Nueva Ruta de la Seda, que conecta China con Europa a través de Erenhot en Mongolia, Rusia, Bielorrusia y Polonia, proporciona un trayecto por tierra con condiciones estables para transportar diversas mercancías.

Así mismo, el transporte por ferrocarril ofrece ventajas en términos de programación de flujos, algo esencial para la coordinación del aprovisionamiento, y permite a los clientes evitar las volátiles tarifas de flete marítimo o las cancelaciones repentinas de vuelos.