plataforma-puerto_granadilla_2017

Las obras del puerto de Granadilla han supuesto una inversión de 145 millones de euros.

El puerto de Granadilla ha acogido esta semana su primera escala oficial con la visita de la plataforma petrolífera ‘West Leo’ perteneciente a Seadrill.

Los remolcadores Tenerife, Canarias y Muletón llevaron la unidad a la dársena tras unas siete horas de navegación desde el puerto de Tenerife.

Así mismo, para mediados de diciembre también está prevista la llegada de un dique flotante, propiedad de astilleros Palumbo, con unas dimensiones que alcanzan los 300 metros de eslora y 78 de manga.

Las obras del puerto de Granadilla han supuesto una inversión de 145.584.590,70 euros, de los que 67 millones corresponden a subvenciones europeas, a través de los Fondos de Cohesión.

Los trabajos consistieron en la ejecución del contradique, con una longitud de 1.150 metros; del Dique Exterior, que longitudinalmente se prolonga en 2.512 metros; 160 metros de Muelle de Ribera con un calado de dieciséis metros y una explanada asociada de aproximadamente quince hectáreas.

De igual modo, la lámina de agua que se ha generado ocupa una superficie de 70,8 hectáreas.

Además, actualmente se encuentra en ejecución el segundo tramo del Muelle de Ribera, lo que se traducirá en la materialización de otros 160 metros de muelle, con un presupuesto que supera los siete millones de euros y un plazo de ejecución de siete meses.

Las obras de abrigo del puerto de Granadilla recibieron el pasado 3 de noviembre el informe favorable del Ministerio de Fomento, que ha hecho posible que la infraestructura pueda comenzar a recibir sus primeros atraques.

Con las nuevas instalaciones del puerto de Granadilla, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife gestiona ya seis puertos de interés general en esta provincia canaria, como son los de Santa Cruz de Tenerife, Los Cristianos, Granadilla, San Sebastián de La Gomera, Santa Cruz de La Palma y La Estaca, en la isla de El Hierro.