El Boletín Oficial del Estado de este 29 de septiembre publica el Real Decreto que fija el salario mínimo interprofesional para 2021.

La norma establece las cuantías en vigor desde el 1 de septiembre de 2021, tanto para las personas trabajadoras que son fijas como para las que son eventuales o temporeras, así como para las empleadas y empleados de hogar, con un incremento del 1,579% respecto al salario mínimo interprofesional de 2020.

En consecuencia, el salario mínimo queda fijado en 32,17 euros al día o 965 euros mensuales, según esté fijado por días o por meses.

Según el Ejecutivo este aumento de las percepciones salariales en los colectivos peor remunerados de la economía española coontribuye a hacer efectivo, según reza el propio Real Decreto, «el derecho a una remuneración equitativa y suficiente que proporcione a las personas trabajadoras y a sus familias un nivel de vida decoroso».

De igual manera, también contribuye, a juicio del Gobierno a promover un crecimiento y una recuperación de la actividad económica «sostenida, sostenible e inclusiva», al cumplimiento de la Agenda 2030, a la erradicación de la pobreza, la promoción de políticas orientadas a la creación de puestos de trabajo decentes y a la adopción de políticas salariales que logren de manera progresiva una mayor igualdad, y a una mayor cohesión social.

Este incremento del salario mínimo ha sido acordado por el Gobierno con los sindicatos, a la espera de una próxima subida para 2022. Los representantes empresariales prefirieron no negociar, ante el impacto que puede tener sobre el empleo y las cuentas de las empresas en un período de gran incertidumbre.

Dentro del ámbito logístico y del transporte, el incremento del salario mínimo repercutirá en aquellos colectivos con menores niveles salariales, especialmente en las categorías con menos formación en la gestión de almacenes, así como en los convenios colectivos provinciales más bajos.