Las cancelaciones provocadas en el mercado aéreo por el coronavirus, han supuesto una reducción de 5.000 toneladas diarias de capacidad. Esto implica una caída del 40%, a la que el Grupo DSV Panalpina se enfrentará con un fuerte plan de contingencia.

Su intención es utilizar sus activos en China para poder ofertar la mayor capacidad disponible entre el país asiático y el continente europeo. Cuenta para ello con aviones de flota propia y trenes dedicados que viajan hacia el centro de Europa, con conexión con España.

Sus 747-8 realizarán por el momento tres salidas semanales de forma continua entre China y Europa, y entre China y Estados Unidos. Además, dispone de capacidad para vuelos charter especiales, completos o parciales, y la opción de tren completo para emergencias.

Los servicios aéreos que pueden contratarse son el Air Express, con un tiempo de tránsito de entre 72 y 96 horas entre la recogida y la entrega en puerta, el Air Classic, donde el tiempo es de cinco o siete días, y el Air Economy, en el que asciende a entre nueve y once días.  En el ámbito ferroviario, se encuentran el Rail Express, con una duración de entre 21 y 22 días, y el Rail Economy, de entre 26 y 28 días.

Además, desde el operador, recuerdan que también cuentan con alternativas para el transporte de las mercancías por vía marítima desde distintos puntos de China.