La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, Guitrans, valora positivamente la sentencia del Tribunal de Justicia del País Vasco que ha anulado los peajes establecidos por la Diputación de Guipúzcoa en la N-I y en la A-15, dado que «elimina un sobrecoste inasumible para el sector«.

En Guitrans no están de acuerdo con que se intenten financiar las infraestructuras «penalizando al sector de transporte de mercancías por carretera«, dada su escasa capacidad de repercutir los costes en las tarifas y sus «graves problemas de rentabilidad«.

Además, recuerdan que el uso que hacen de las infraestructuras queda «plenamente justificado» por la gran cantidad de dinero que aporta vía impuestos. Sin embargo, desde la Asociación se muestran preocupados por el hecho de que el fallo se centre en un «supuesto trato de favor al transportista guipuzcoano», que a su juicio es inexistente.

Los transportistas guipuzcoanos «son los más afectados» por un peaje que han de utilizar de manera permanente, asumiendo «un nuevo coste adicional que no puede repercutir en sus tarifas«. Por ello, seguirán trabajando para encontrar un equilibrio entre la financiación de las infraestructuras y el desarrollo rentable de la actividad del transporte.

Entre sus propuestas, destaca el uso voluntario y bonificado de autopistas, así como el establecimiento de normas que garanticen trabajar con unos mínimos umbrales de rentabilidad.

Froet califica de «discriminatorio» el peaje

En similares términos, se han expresado en la Federación Regional de Organizaciones Empresariales del Transporte de Murcia, Froet, satisfechos por la resolución ante una medida que habían calificado como “injustificable”. En este sentido, aludían al «agravio discriminatorio» que suponía que solamente abonaran el peaje los vehículos de más de 3,5 toneladas.

En su opinión, “se ha cargado sobre los bolsillos del sector del transporte la necesidad de obtener más recursos económicos«, pese a que ya soporta el impuesto de hidrocarburos, el de sociedades, el de matriculación, el de circulación, los módulos o el IVA, entre otros.

Sorpresa en la Diputación por la decisión de la justicia

Por su parte, desde la Diputación de Guipúzcoa, que ha sido condenada en costas junto a las Juntas Generales, han mostrado su sorpresa por la decisión de la justicia vasca, dado que se había trabajado «de modo muy meticuloso» en la cuestión que ha sido objetivo de la sentencia, es decir, en lo relativo a la discriminación al transporte externo al territorio.

No obstante, al no haberse establecido medidas cautelares y poder recurrirse ante el Supremo, se seguirá cobrando el peaje con normalidad mientras mantienen contactos con los los grupos políticos y responsables que les pueden ayudar a gestionar la cuestión.