Auspiciada por Fenadismer

Nueva reclamación judicial colectiva contra el cártel español de fabricantes de furgonetas y turismos

Ha quedado acreditado que entre 2006 y 2013, las 21 marcas sancionadas estuvieron operando a través de la puesta en común de información para elevar artificialmente el precio de venta de furgonetas y camiones.

Viernes, 16/09/2022 por CdS

El número de furgonetas y derivados de turismo afectados por el cártel durante los ocho años de actuación concertada se situaría en 500.000.

Fenadismer ha puesto en marcha este mes de septiembre una nueva reclamación judicial colectiva contra el cártel español de fabricantes y concesionarios de furgonetas, turismos y derivados.

A lo largo del pasado año, el Tribunal Supremo dictó sucesivas sentencias que ratificaban la Resolución de 2015 de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en la que se condenaba con una multa de 171 millones a la práctica totalidad de marcas que venden automóviles en España.

En dichas sentencias, ha quedado acreditado que entre 2006 y 2013, las 21 marcas sancionadas estuvieron operando en territorio nacional a través de la puesta en común de información para elevar artificialmente el precio de los vehículos adquiridos.

Este incremento se estima aproximadamente entre un 10% y un 15% del valor del vehículo más los correspondientes intereses, que ahora se pueden reclamar.

Según diferentes estimaciones, el número de furgonetas y derivados de turismo afectados por el cártel durante los ocho años de actuación concertada se situaría en torno a los 500.000 en toda España, a los que habría que sumar más de ocho millones de turismos afectados. Las marcas y períodos afectados por el cártel pueden consultarse en el siguiente enlace.

La incorporación de las empresas, autónomos o particulares afectados a la reclamación judicial que pone en marcha Fenadismer a través de sus organizaciones territoriales es totalmente gratuita y abierta a todos los afectados.

En este sentido, gracias a la ampliación de los plazos de reclamación que han dictaminado la justicia española y europea, podrán adherirse incluso aquellos que no hubieran interrumpido la prescripción en su momento.