El acuerdo suscrito entre la Unión europea y el Reino Unido el 24 de diciembre permitirá dar continuidad a los actuales flujos comerciales entre España y el país británico, pues unos 8.000 camiones españoles transportan a diario mercancía para el que es actualmente el quinto país de destino de las mercancías nacionales.

En principio, se prevé el acceso ilimitado al transporte internacional sin cuotas ni imitaciones de cupo para las empresas transportistas. Sin embargo, se les obligará a realizar nuevos trámites burocráticos, tal y como explican desde Fenadismer.

Desde el 1 de enero, los transportistas que traigan mercancías desde el Reino Unido a la Unión Europea en vehículos de más de 7,5 toneladas de MMA o circulen en vacío, y embarquen en ferry en el puerto de Dover o utilicen el Eurotúnel, deberán obtener previamente el Permiso KAP. De lo contrario, serán sancionados con una multa de 300 euros.

Un Permiso KAP (Knowledge, Attitude and Practices en inglés) es un método cuantitativo (preguntas predefinidas formateadas en cuestionarios estandarizados) que proporciona acceso a información cuantitativa y cualitativa.

Para su obtención, que debería realizarse a través de la web oficial del Gobierno británico, es necesario justificar que se posee un documento de declaración de importación de la UE o documento adjunto de tránsito, así como una Declaración resumida de entrada en el sistema de control de importaciones del Estado Miembro de destino de la mercancía.