Desde el 1 de agosto de 2020 hasta el 31 de julio de 2021, quedará suspendida en Reino Unido la tasa de circulación de vehículos pesados HGV LEVY. Según el gobierno británico, se trata de una medida de apoyo hacia el sector del transporte, que ha sido fundamental durante la pandemia y jugará un papel clave en la recuperación económica.

Por tanto, tal y como explican desde Froet, durante el periodo de suspensión no será necesario abonar la tasa al acceder al país, lo que supondrá un alivio en cuanto a la carga de impuestos del sector tras las dificultades sufridas en la crisis sanitaria.

El sitio web de HGV Levy seguirá estando disponible y, aunque no se podrá pagar la tasa, se podrán revisar y actualizar los detalles de la cuenta. Los transportistas que ya hubieran abonado la de seis meses o un año, podrán solicitar un reembolso utilizando los procesos estándar.

Esta euroviñeta se cobra a todos los vehículos de Masa Máxima Autorizada igual o superior a doce toneladas, desde el el 1 de abril de 2014. El objetivo es que los vehículos pesados extranjeros que utilicen la red Reino Unido contribuyan a los costes de mantenimiento de las carreteras que utilizan.