tren de Renfe Mercancias

Ferrocarril de Renfe Mercancías.

Renfe ha diseñado un plan estratégico que tendrá como principales objetivos superar los ‘números rojos’, recortar la deuda de unos 5.000 millones de euros que actualmente soporta y reducir su dependencia del Estado.

El denominado ‘Plan + Renfe’, una estrategia a largo plazo, se centrará en mejorar de forma «sustancial y sostenida» los ingresos de la compañía y que éstos generen mayor rentabilidad, a la vez que se reducen costes, según los datos oficiales de la operadora.

La compañía que preside Pablo Vázquez registró una pérdida neta de 172,3 millones de euros al cierre de los once primeros meses de 2014, un 39,1% más que un año antes, a pesar de elevar un 6% sus ingresos, hasta 2.743 millones. Casi la mitad de este importe provino del servicio AVE y Larga Distancia.

El otro gran eje estratégico de la compañía, además de la rentabilidad, será mejorar la atención al cliente, «elevando la competitividad y el nivel de servicio, para dar una mayor calidad y consolidar así el crecimiento de la demanda» que viene registrando.

Así, para mejorar los ingresos, el ‘Plan + Renfe’ contempla localizar sinergias y nuevas fuentes de ingresos, y el lanzamiento de nuevas medidas comerciales.

Nuevas fuentes de ingresos

Estas nuevas iniciativas comerciales se sumarían así a las lanzadas hace dos años, cuando la compañía bajó un 11% el precio de todos los billetes de AVE y Larga Distancia y articuló un conjunto de descuentos y promociones adicionales.

Desde entonces, estos trenes de Renfe han ganado 7,3 millones de nuevos viajeros, hasta cerrar 2014 con un máximo histórico de 29,67 millones de pasajeros transportados y un crecimiento del un 15,9%.

Respecto a nuevas fuentes de ingresos, una de ellas será la sociedad filial de alquiler de trenes a los operadores privados que entren en transporte en tren una vez el Gobierno abra este mercado.