locomotoras electricas de Renfe Mercancias

La reducción de los costes del operador, que han descendido un 11% durante el último ejercicio, ha permitido mejorar en un 71% el ebitda de la división de mercancías.

Renfe Mercancías ha obtenido en 2015 unos ingresos de 249,5 millones de euros, un 3,9% menos que en 2014, pero ha recortado sus pérdidas un 27% en este periodo hasta los 39,7 millones de euros. 

La reducción de los costes del operador, que han descendido un 11% durante el último ejercicio, ha permitido mejorar en un 71% el ebitda de la división de mercancías, que se sitúa en un resultado negativo de 9,7 millones.

No obstante, cabe destacar que esta línea de negocio ha sido la única del operador público que ha cosechado un resultado negativo, en un contexto de crecimiento del grupo que ha llevado a Renfe a obtener el primer beneficio de su historia en 2015. 

En concreto, la compañía ha cerrado el ejercicio con un beneficio de 37,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 209 millones registradas en 2014.

Los ingresos de Renfe han ascendido en 2015 a 3.266,5 millones de euros, un 10% más que en 2014, y el ebitda ha crecido un 130% hasta los 492,8 millones de euros. Mientras tanto, los gastos de la compañía sólo han aumentado un 0,7%, hasta 2.773,7 millones. 

Así, frente a las pérdidas en Mercancías, Viajeros ha conseguido un beneficio neto de 6,8 millones de euros, beneficio que asciende a 8,5 millones en la división de Fabricación y Mantenimiento y a 1,9 millones en la división de alquiler de material ferroviario.