El nuevo Centro de Competencias Digitales de Renfe en Linares comenzará a operar este verano, tras una inversión de 620.000 euros, a través de su filial LogiRail, con el objetivo de digitalizar los servicios de atención al cliente.

Para ello, estas instalaciones centrarán su actividad en el diseño y aplicación de las tecnologías digitales avanzadas que mejorarán la experiencia de los clientes y el conocimiento personalizado de sus necesidades.

Este centro de trabajo de Linares diseñará, construirá y operará las tecnologías más avanzadas en gestión omnicanal, sistemas digitales de traducción de voz a texto y viceversa, robots para automatizarn tareas, tecnologías de reconocimiento de imagen para su conversión a datos, asistentes virtuales y data analytics, para el análisis individualizado de las necesidades de desplazamiento de los clientes.

Cuatro centros de digitalización

Con este, ya son cuatro los centros de competencias digitales que ha anunciado el Ministerio en diferentes ámbitos ferroviarios.

Entre ellos se encuentran uno de gestión y mantenimiento de infraestructuras en Teruel, el centro de desarrollo de robótica e inteligencia artificial de Alcázar de San Juan, así como los de Mérida y Linares, focalizados en la experiencia de cliente.

La creación de estos centros de competencias digitales forma parte de la estrategia de transformación digital que forma parte del Plan Estratégico 2019-2023 del Grupo Renfe.

Así mismo, con ellos, se busca, según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, principalmente activar la eficiencia de servicios tecnológicos externalizados, acelerar la trasformación digital de la empresa, situar a Renfe en el conocimiento y aplicación de tecnologías digitales y contribuir al proceso de descentralización geográfica de las capacidades y recursos de Renfe.