Adif ha adjudicado a la UTE formada por Renfe Mercancías, Transfesa Logistics y Soluciones Logísticas Integradas, Slisa, el contrato para la gestión de la terminal de mercancías de Constantí, en Tarragona. Su función será gestionar y comercializar los espacios, instalaciones y recursos de esta terminal durante un periodo de ocho años, prorrogables a cuatro más.

Los tres integrantes de la UTE prestarán servicio de manipulación de Unidades de Transporte Intermodal para empresas ferroviarias y otros candidatos que lo soliciten, de acuerdo a las condiciones y precios que se aprueben bajo los criterios de igualdad, transparencia y no discriminación.

La instalación cuenta con una superficie de 33.000 m², entre los que se incluyen cinco vías de hasta 400 metros para las operaciones de carga y descarga. Además, dispone de capacidad suficiente para la manipulación de hasta 45.000 UTIs anuales.

En 2018 ha registrado una actividad de 1.855 trenes expedidos y recibidos, y 2.158 horas de movimiento de locomotoras. Asimismo, conviene señalar que para mantenerla en funcionamiento, ha sido necesaria la subrogación de 13 trabajadores y a medio plazo se prevé también la incorporación de dos operarios.