La pandemia del Covid-19 ha acelerado la adopción de una automatización inteligente para adaptarse a la demanda del mercado. Por ejemplo, los robots móviles autónomos son una solución flexible que puede incorporarse a los almacenes para mejorar su productividad sin necesidad de realizar modificaciones en los mismos.

El mercado mundial de AMRs crecerá hasta los 158.600 millones de dólares de cara a 2030. Para entonces, habrá 15 millones de unidades en el mundo y el 90% utilizarán algún tipo de tecnología de percepción visual.

En este contexto, DB Schenker ha participando en una ronda de financiación que ha recaudado 31 millones de dólares para la compañía croata Gideon Brothers, especializada en soluciones robóticas y de Inteligencia Artificial.

El objetivo es acelerar el desarrollo y comercialización de robots móviles autónomos basados en la tecnología de visión 3D y de Inteligencia Artificial. Esta tecnología ya se ha implementado en el almacén del operador en Leipzig, Alemania.

Son unidades que consiguen que los procesos y flujos de trabajo sean más eficientes y productivos, al realizar tareas de poco valor añadido, como el transporte o el picking de productos, permitiendo a los operarios dedicar su tiempo a las más demandantes.

Con la incorporación de los nuevos robots, el operador podrá seguir avanzando hacia un nuevo modelo logístico.