Saba ha cerrado finalmente un acuerdo con Districenter para entrar en el accionariado de Geever, con un 51% de su capital, tal y como ya se anunció el pasado mes de abril.

Este operador que inicia su andadura en 2018, está especializado en distribución de última milla. Basado en un modelo de proximidad, que aprovecha la horas nocturnas para acercar las mercancías a puntos/microhubs localizados en el ámbito urbano, para desde ahí realizar la entrega al cliente final con entregas concertadas en un corto lapso de tiempo. Actualmente dispone de una estructura de almacenes en cinco aparcamientos de la red de Saba y de Bamsa en Barcelona, y tiene la intención de incrementarlos a nueve próximamente.

Con esta operación, que se concreta a través de una ampliación de capital inicial, Saba asumirá el 51% del accionariado de Geever

Tras esta nueva distribución accionarial de Geever, el consejo de administración de la compañía está presidido por Salvador Alemany (Saba), Jordi Archs (Districenter) como vicepresidente, y Pere Roca (Districenter), como consejero delegado, que tiene el 8% de la sociedad.

Con esta operación Saba da continuidad a un modelo de gestión de aparcamientos que impulsa desde hace años y que quiere convertirlos en centros de servicios de movilidad sostenible que aprovechan sus localizaciones estratégicas en los centros de las ciudades, su capilaridad y su servicio ininterrumpido.

Una red de 60 microhubs de distribución

En este mismo sentido, Saba y Geever vienen colaborando desde hace más de tres años en Barcelona desarrollando un modelo sostenible de distribución urbana de mercancías basado en el reparto de proximidad a domicilio sostenible y eficiente, a partir de una red de aparcamientos que funcionan como microhubs de distribución y que cubren áreas cercanas que permiten rutas cortas y una integración con el barrio y sus ciudadanos.

Según los cálculos de ambas entidades, con este modelo seha logrado reducir las entregas fallidas por debajo del 10%.

Actualmente, Geever opera en Barcelona a través de 39 puntos, de los que 17 son aparcamientos públicos (Saba, Bamsa y BSM) y 22, trasteros, con la previsión en un futuro de consolidar una red basada únicamente en aparcamientos, con 60 puntos o microhubs de distribución.

Se estima que la distribución de proximidad evita las paradas de los vehículos a motor en vía pública y consigue reducir el 75% las emisiones en el entorno urbano.

 

El consejo de administración de la compañía está presidido por Salvador Alemany, con Pere Roca como consejero delegado.