La Dirección General de Tráfico ha dado a conocer los resultados de su última campaña especial de vigilancia para los vehículos de transporte de mercancías y personas, que finalizó el 17 de octubre.

Organizada a nivel europeo por la Asociación RoadPol, la llamada ‘Operation Truck & Bus‘, que ha desarrollado la Agrupación de Tráfico de la guardia Civil, ha finalizado con 12.360 vehículos controlados, de los que 2.545 conductores de camiones y 48 de autobuses fueron denunciados por no cumplir la normativa.

Además, se inmovilizaron 31 camiones por diferentes motivos atribuidos al conductor o al vehículo, que impedían continuar la circulación. Las infracciones más numerosas han sido las motivadas por exceso de horas de conducción, por lo que fueron denunciados hasta 1.349 conductores de los 2.593 sancionados, de los que 1.340 eran conductores de camiones.

Otras 210 denuncias han venido motivadas por cuestiones relacionadas con el tacógrafo, correspondiendo 202 a los camiones, mientras que las infracciones relacionadas con la Inspección Técnica han llegado a 230. Las relativas a la documentación han supuesto 427 denuncias, 400 de ellas para camiones.

Además, 293 conductores de camiones fueron denunciados por exceso de peso o mala disposición de la carga, y otros 80 por infracciones relativas a cinturones de seguridad y otros dispositivos.

En cuanto al consumo de alcohol o sustancias psicotrópicas, se han registrado 17 denuncias a conductores de camión, a lo que se añaden otros 19 sancionados por circular a una velocidad superior a la permitida.