Los ministros de Transporte de la Unión Europea han debatido posibles cambios en la directiva de la Euroviñeta durante la videoconferencia que han mantenido esta misma semana.

El objetivo de la propuesta de la presidencia alemana es abordar cuestiones importantes como las emisiones de gases de efecto invernadero y otros impactos ambientales, así como la congestión y la financiación de la infraestructura vial.

En concreto, la presidencia ha invitado a los ministros a compartir sus puntos de vista sobre una posible opción para los Estados miembros de eximir a los vehículos con una MMA de entre 3,5 y 7,5 toneladas de la obligación de pagar peajes o tasas de uso en condiciones específicas.

De igual modo, también se ha analizado la posibilidad de que los Estados miembros apliquen un cierto margen a la tasa de infraestructura aplicada a tramos de carreteras específicos en áreas de alta congestión, que se colocaría entre el 25% y el 50%, y que debería requerir el acuerdo de todos los países que forman parte de ese corredor.

Al final del debate, pudo concluirse que existía un consenso en relación con ambos cambios, por lo que la presidencia tiene previsto empezar a preparar un proyecto de mandato de negociación con las otras instituciones comunitarias para una próxima reunión del Comité de Representantes Permanentes este mismo mes de diciembre.