Las empresas precisan de mozos, carretilleros, operarios de picking, etc.

Las empresas precisan de mozos, carretilleros, operarios de picking, etc.

El e-commerce ha supuesto una revolución en las áreas de logística y transporte, provocando un aumento sin precedentes en la contratación de este sector, en el que dos de cada tres empleos que se crearán este 2017 tendrán que ver directa o indirectamente con el comercio on-line.

Con una previsión de crecimiento del 8% en el e-commerce para el presente ejercicio, las actividades relacionadas con el mismo demandarán carretilleros, operarios, mozos de almacén, preparadores de pedidos y conductores-repartidores.

Aunque se requieren profesionales capacitados, las empresas no son muy exigentes en lo que se refiere a la formación y la experiencia. Ello convierte a los demandantes de empleo con más dificultades (escasa cualificación, ciertas discapacidades o paro de larga duración) «en candidatos óptimos para cubrirlos».

Así lo señalan desde la Fundación Adecco, entidad que ayuda a encontrar empleo a las personas que lo tienen más difícil. Desde la misma han detectado un fuerte incremento de las ofertas que intermedian en el área de Logística y Transporte. Concretamente, han crecido un 161% en el primer trimestre de 2017 con respecto al mismo periodo del año anterior.

Principales puestos

El puesto de carretillero, con una retribución media de 15.000 euros anuales, se ha mantenido como una de las profesiones no cualificadas más demandadas por las empresas. El repunte del e-commerce ha ocasionado una rotación de stocks cada vez mayor en los almacenes, debido al aumento de la demanda de mercancías.

El sector de la moda y textil es uno de los que mayor volumen de negocio e-commerce cuenta, abarcando el 5% del total de la venta electrónica que se realiza en España, y en el mismo se observa una demanda creciente de operarios de producción, que perciben alrededor de 20.000 euros anuales.

Por otro lado, la demanda de los preparadores de pedidos también ha crecido de forma exponencial con el e-commerce y su valor añadido es muy alto, pues sustituyen al consumidor en su compra física. Según Adecco, para desempeñar este puesto se suele exigir experiencia mínima en un puesto similar, aunque algunas empresas están dando oportunidades a desempleados mayores de 45 años que llevaban largos periodos desconectados del mercado laboral.

En ocasiones se demandan perfiles mixtos que compatibilicen las funciones de preparador de pedidos con las de mozo de almacén, oscilando su retribución entre los 14.000 y los 18.500 euros.

Del mismo modo, los conductores y repartidores ganan cada vez más importancia, ya que representan la fase final del circuito del comercio electrónico al realizar la entrega del producto. Su retribución oscila entre los 15.000 y 25.000 euros anuales, variando en función de los años de experiencia.