OOCL Hamburg.

La transacción se ha sometido al análisis de las autoridades estadounidenses y europeas.

Cosco Shipping ha vuelto a cotizar en la Bolsa de Shanghai, SSE, más de dos meses después de que se suspendiera su cotización, tras darse a conocer su intención de adquirir OOCL, perteneciente al Grupo OOIL.

Sin embargo, aún persiste la incertidumbre sobre si esta transacción superará las normas fijadas para estos casos. El 18 de julio, la SSE solicitó aclaraciones al operador sobre dos puntos específicos del acuerdo.

En concreto, existen dudas sobre si la operación será admitida por los reguladores mundiales de la competencia y sobre los planes de Cosco para que OOIL siga cotizando en la Bolsa de Hong Kong mediante la implementación de una serie de medidas, como la emisión de nuevas acciones a otros inversores independientes.

Sin embargo, las respuestas de la naviera china parecen haber sido suficientemente tranquilizadoras como para que se le haya permitido volver a cotizar. En este sentido, en el grupo mantienen «una actitud positiva» respecto a las revisiones antimonopolio, pero asumen que existe un «cierto grado de incertidumbre» respecto al resultado.

Por el momento, la transacción se ha sometido al análisis de las autoridades estadounidenses y europeas, pero aún no se sabe nada de las de China ni de otros organismos oficiales.

Conviene señalar que tanto Cosco como Shanghai International Port Group, que adquirirá el 9.99% de las participaciones, se han comprometido a mantener a los trabajadores de OOCL en sus puestos durante al menos 24 meses tras el cierre de la adquisición.