carretera acceso Valencia

Pos los tiempos judiciales, la sentencia es la más avanzada del continente de un tribunal de este rango.

La Audiencia Provincial de Valencia ha dado la razón a dos transportistas valencianos contra las empresas del Grupo Fiat-Chrysler, al que pertenece Iveco, por el cártel de los camiones, mediante el cual la práctica totalidad de los fabricantes acordaron aumentar los precios de sus vehículos.

La sentencia condena solidariamente a los fabricantes de los camiones a pagar una compensación equivalente al 5% del precio de compra, más los intereses desde la adquisición. Se trata de la primera dictada por una Audiencia Provincial en España y es única en cuanto su contenido en toda Europa.

De hecho, por los tiempos judiciales, se trata de la más avanzada del continente de un tribunal de este rango. La demanda ha sido presentada por el despacho valenciano Varona, desde el que sostienen que es muy probable que finalmente sea el Tribunal Supremo español el que tenga que pronunciarse sobre el asunto.

Aunque la infracción y el daño «son manifiestos y están probados«, la política de defensa de todos los fabricantes de camiones ha sido la de «dilatar y entorpecer por todos los medios el proceso» para dilatar las sentencias explican en el bufete, que ha presentado más de 100 demandas en diferentes juzgados de toda España contra la totalidad de los fabricantes sancionados.

Además, el despacho considera que aún es posible seguir presentando demandas para compensar a los transportistas y que la mejor vía es interponer acciones procesales en los juzgados mercantiles españoles.