dron-seat-sese

Los equipos no tripulados conectarán Abrera con Martorell en quince minutos.

Tecnologías que parecen lejanas pueden convertirse en realidad en cualquier momento si se dan una serie de circunstancias que actúan como impulso.

Grupo Sesé y Seat han inciado las pruebas para llevar a cabo el suministro a través de drones de componentes para logística de flujo tenso desde el centro logístico de Sesé en el municipio barcelonés de Abrera hasta la fábrica de la marca en Martorell, con una distancia de poco más de dos kilómetros.

Con este proyecto, el primero en España en el que dos compañías utilizan drones para conectar sus instalaciones, se quiere mejorar la flexibilidad de las líneas de producción al conectar ambas plataformas en solo quince minutos, un trayecto que en la actualidad se realiza a través de camión y dura una hora y media, con lo que se mejora la eficiencia de los servicios logísticos.

El piloto, que se realiza bajo la supervisión de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea y continuará de manera experimental con varias circulaciones al día, arranca este mes en fase de pruebas con circulaciones puntuales de drones que suministrarán volantes y airbags desde el centro logístico de Sesé en Abrera hasta las líneas de montaje de Seat, en caso de urgencia.