Shopify completa la compra de Deliverr

Con esta operación Shopify utiliza las capacidades de Deliverr para aumentar el control de la cadena de suministro para tiendas de comercio electrónico.

Martes, 12/07/2022 por CdS

La operación se ha convertido la mayor compra de Shopify.

Shopify ha cerrado en los primeros días de julio la operación de compra de Deliverr por 2.100 millones de dólares, equivalentes a unos 1.989 millones de euros al cambio, en lo que se convierte la mayor compra de la plataforma.

De esa cantidad, 1.700 millones de dólares se han abonado en efectivo, mientras que los 400 restantes corresponden a acciones de la plataforma adquirida.

Deliverr es una empresa especializada en envíos de compras de comercio electrónico, con sede en los Estados Unidos de América, que da servicio a clientes como Walmart, eBay, Amazon, Shopify, Wish y BigCommerce.

La operación implica la entrada de una empresa tecnológica dedicada a páginas de venta para el canal on-line en el sector logístico puro y duro, con servicios de gestión de las cadenas de suministro de extremo a extremo para vendedores independientes.

El movimiento le permitirá a Shopify, según la propia compañía, realizar servicios de gestión de inventario multicanal, colocación de stocks en función de la demanda, entrega en plazos de dos días y al día siguiente en todo Estados Unidos, así como servicios de logística flexibles y personalizados.

Con todo ello, Shopify busca ofrecer un servicio integral para las empresas que venden en el canal on-line de los Estados Unidos, con el que facilitar su transición hacia un entorno omnicanal y con la idea de reducir los costes logísticos para todas aquellas tiendas on-line que utilizan Shopify.

Más allá de todo, la operación también implica una nueva operación de integración vertical en la logística del comercio electrónico. En este caso, el movimiento involucra a la rama de logística de una empresa tecnológica y otra encargada de gestionar las entregas.

A la vez, la adquisición señala que las actividades logísticas convergen cada vez más con las nuevas tecnologías, en un entorno en que los servicios de ambos segmentos se solapan para atender a los cambios que se están produciendo en los hábitos de consumo.