Agentes de la Policía Nacional han localizado el pasado 15 de julio en el puerto de Ceuta a cinco menores que intentaban acceder irregularmente a la península, ocultos en los ejes y en el techo de dos camiones y poniendo en grave peligro sus vidas.

Los polizones se alojaban en diferentes partes de los camiones y pudieron ser localizados gracias a los espejos superiores del acceso al puerto, así como por los agentes que intervienen en el control apoyados por la intervención de guías caninos especializados en la búsqueda de personas.

Los migrantes se camuflaron bajo mantas del mismo color de la lona superior del camión o bien entre sus ejes, prácticas que suponen un elevado riesgo para la integridad física por una posible caída en el primer caso, o por alojarse a pocos centímetros del suelo en zonas de movimiento de los ejes en el segundo caso.

No es la primera vez que este mismo hecho se da en el transcurso de la Operación Minerva 2021.

De hecho, las fuerzas de seguridad ya han detectado a otros cuatros migrantes el 12 de julio en el puerto de Ceuta, por lo que se está extremando la atención en relación a este nuevo modus operandi en el marco de la Operación Conjunta Minerva 2021, puesta en marcha por la Policía Nacional, coordinada por Frontex y que se desarrolla en los puertos de Algeciras, Ceuta y Tarifa.

El fin principal de este operativo es hacer frente a los retos de la inmigración ilegal y la gestión policial en las fronteras, con especial atención al tráfico de personas y trata de seres humanos, tráfico de drogas y de vehículos, entre otros.