Acotral, interproveedor de Mercadona, ya opera con dos megacamiones.

Acotral, interproveedor de Mercadona, ya opera con dos megacamiones.

Dos meses después de la aprobación por parte de la Dirección General de Tráfico, de la Instrucción Técnica que regula el procedimiento para obtener las autorizaciones especiales necesarias para la circulación de los megacamiones en España, el resultado es claramente desesperanzador, desde el punto de vista de unidades en circulación.

A día de hoy, son únicamente cuatro los megacamiones que circulan por las carreteras españolas, tras la segunda autorización recibida por Acotral hace unos días, para un segundo megacamión, que ya circula entre las plataformas logísticas de Mercadona de Madrid y Valencia.

Bien es cierto, que las condiciones en las que finalmente se ha aprobado la puesta en marcha de los conjuntos Euro Modulares, no han aclarado las muchas dudas suscitadas.

Más bien al contrario, el establecimiento de un período de prueba, al que se pueden acoger los transportistas cuyas unidades no cumplan con los requerimientos de maniobrabilidad y tracción, como medio para conseguir la autorización temporal por un año, con las incertidumbres que planean sobre el resultado final, no han ayudado precisamente a que los transportistas se lanzaran a solicitar autorizaciones.

Desde Asfares se advertía a este respecto, del “riesgo que se asume cuando se adquiere un vehículo euro-modular para acogerse al ‘estudio de evaluación’, que no es sino una exención provisional”.

Pobre resultado

Fué precisamente Acotral la primera empresa de transporte que puso en circulación un camión de 25,25 metros y 60 toneladas por las carreteras españolas, en un servicio comercial a finales de abril.

Se trataba de un conjunto  frigorífico, que el miércoles 27 de abril realizaba el primer servicio, entre los bloques logísticos de Mercadona en la localidad granadina de Guadix y la malagueña de Antequera, en configuración RDS323 (rígido+dolly+semirremolque).

La segunda unidad, que circula entre Madrid y Valencia, estaba destinada inicialmente a hacerlo entre Madrid y Barcelona. Sin embargo, el hecho de que el reglamento de la administración catalana incorpore nuevos requerimientos, como la necesidad de incluir un sistema de pesaje automático por cada eje del conjunto, lo que supone una mayor inversión y una dificultad a la hora de un posible intercambio de ruta, hizo que finalmente se optara por incorporarlo en la actual ruta con Valencia.

Este segundo conjunto, también frigorífico, tiene la configuración TSR232 (tractora+semirremolque+remolque). En definitiva, Acotral está probando diferentes configuraciones, con el fin de evaluar los pros y contras de cada una de ellas y ver cuál es la que mejor se adapta a sus requerimientos.

El tercer megacamión en circulación desde el 17 de mayo, corresponde a Marcotrán, un conjunto RDS323 (rígido+dolly+semirremolque), que opera tráficos en la ruta, con salida desde Zaragoza hacia Vigo y retorno.

Y cierra el cuarteto, Transportes Sesé, que opera servicios para Seat con un conjunto en configuración TSS223 (tractora+link trailer).

Cuatro unidades y tres configuraciones. Un pobre resultado, considerando los ríos de tinta que se han vertido y las advertencias de todo tipo que se han efectuado, advirtiendo de los riesgos para el sector, para la seguridad y para el futuro del transporte de mercancías por carretera.

Habrá que seguir esperando a que se aclaren las dudas y las ‘incoherencias‘, para poder tener una visión general de cómo queda todo