La especialización es una de las claves gracias a las cuales Sor Ibérica consigue diseñar semirremolques frigoríficos que se adaptan como un guante a las necesidades específicas de las empresas especializadas en este tipo de transporte.

Este fabricante valenciano responde con especialización a la especialización de los transportistas, ya que solo así pueden conseguirse semirremolques que garanticen el mantenimiento de la cadena de frío en cualquier circunstancia, sin que esta exigencia impliquela reducción dramática de la capacidad de carga de los semis, por un aumento de la tara.

Así se consiguen equipos que permitan mantener una alta rentabilidad en un sector con los costes ajustados en unidades de transporte. Cada nueva necesidad que surge en el transporte tiene su respuesta con buenos costes de propiedad y bajos niveles de mantenimiento, lo que garantiza que los semirremolques estarán en la carretera el máximo tiempo posible.

Gracias a su énfasis en la especialización, Sor Ibérica cuenta con uno de los semirremolques frigoríficos más ligeros del mercado.

Su gama de semirremolques aligerados, además de reducir la tara, genera ahorros de combustible y, consecuentemente, reducciones en los costes operativos y en las emisiones de gases contaminantes.

Con respecto al mantenimiento de la cadena de frío. Sor Ibérica ha desarrollado unos estándares de aislamiento térmico que alcanzan uno de los mejores niveles del sector y, al tiempo, aportan ventajas en el consumo de combustible.

Además de la especialización, Sor Ibérica también trabaja para adaptar sus semirremolques a las necesidades específicas de cada usuario, trabajando codo con codo con las empresas para conseguir productos personalizados al máximo y, consecuentemente, la satisfacción de sus clientes.

Esta labor de personalización también se proyecta en la investigación que lleva a cabo Sor Ibérica para desarrollar nuevos productos adaptados fielmente a las necesidades del mercado.

Por otro lado, a lo largo de 2018, el fabricante de semirremolques está llevando a cabo nuevas inversiones para mejorar sus instalaciones, cambiando sistemas, renovando procesos y preparando la fábrica para que, a finales de año, el fabricante esté en condiciones de afrontar nuevos retos.

cuadro-final-noticias-para-enlace-al-especial