La cifra de negocio del grupo galo Stef ha recuperado en el primer semestre de 2021 los niveles existentes con anterioridad a la pandemia, con lo que la compañía estima que su desempeño confirma su apuesta por un modelo especializado.

En concreto, de enero a junio de este año, la francesa ha tenido una cifra de negocio de 1.636,8 millones de euros, un 10% más que hace un año, con un Ebitda de 76,6 millones de euros, que se coloca, por tanto, un 142% por encima del registro del mismo tramo del pasado ejercicio.

Con más detalle, 49,2 millones de euros de su Ebitda corresponden a su línea de negocio en Francia, mientras que su actividad en los otros seis países en que tiene presencia le ha reportado 26,1 millones de euros de Ebitda.

Así pues, en Francia, la recuperación del consumo ha tirado de la actividad del operador logístico, especialmente de su rama de transporte, mientras que nivel internacional se reporta una consistente resistencia a la crisis sanitaria, marcada especialmente por el cierre de la integración del grupo Nagel, que ha impacto positivamente en la actividad en Bélgica e Italia.

Al tiempo, también se ha suscrito un nuevo contrato en el ámbito del comercio electrónico en Suiza, mientras que en Portugal se ha reforzado la actividad de transporte, con la apertura de unas nuevas instalaciones en Alenquer.

Por contra, sin embargo, las restricciones en el ámbito marítimo siguen perjudicando a esta rama de actividad del operador logístico galo.

De cara a los próximos meses, Stef apuesta por mantener su apuesta estratégica en inversión en activos inmobiliarios y en innovación.