La Surprise de Suardíaz en los muelles de la terminal ro-ro del puerto de Vigo este agosto de 2015

El objetivo es que los buques puedan apagar sus motores y generadores auxiliares durante su escala, para reducir sus emisiones en el puerto.

Vigo es el puerto elegido por Suardíaz para iniciar a finales de octubre y durante un mes las pruebas de un sistema de ‘cold ironing‘. Se trata de una conexión para el suministro de energía eléctrica a los buques atracados procedente de un generador alimentado por gas natural licuado, GNL. El objetivo es que los barcos puedan apagar sus motores y generadores auxiliares durante su escala, para reducir sus emisiones en el puerto.

Concretamente, el primer buque que va a utilizar este sistema es el ro-ro L’Audace, que opera en la autopista del mar entre el puerto gallego y el francés de Nantes.

Este sistema de ‘cold ironing’ consta de una unidad móvil de generación eléctrica a gas y otra que contiene dos depósitos de GNL, de 5 m³ de capacidad cada uno, además de una unidad regasificadora. Asimismo, se han instalado dentro de contenedores de 40 pies para que se puedan transportar a bordo durante los trayectos entre puertos, y se carguen y descarguen fácilmente. También ha sido necesaria la adaptación de una serie de conexiones eléctricas y del panel de control de L’Audace.

Este proyecto de suministro eléctrico a buques en puerto, iniciado en enero de 2016, se enmarca dentro del programa ‘Core LNGas hive’, cofinanciado por la Unión Europea. Además de este proyecto con Suardíaz en el puerto de Vigo, Santa Cruz de Tenerife dará continuidad a la prueba tras la de Vigo.